Godzilla cumple 60 años

Apenas puedo recordar desde cuándo me han gustado las películas de Godzilla, pero en cambio recuerdo cómo empezaron a gustarme.

Como muchos, yo también fui expuesto por primera vez a Godzilla en su remake malo de 1998, aunque la verdad hasta el día de hoy no he encontrado realmente dónde tiene lo malo (además de lo obvio). No es una mala película, pero definitivamente no es una por la que pagaría para ver.

Recuerdo un día estar viendo la vieja programación que daban por televisión (en la época en la que pasaban programas como Masked Rider y similares), y de pronto pusieron la que si no mal recuerdo fue la película Godzilla vs Mothra, en este caso la de 1992.

Debo decir que quedé enamorado del trabajo que pusieron en hacer toda la película y fue algo que jamás pude olvidar. Después conseguí ver Godzilla 2000, lo cual sólo reafirmó mi gusto por ese tipo de películas.

Hoy en día suelo poner una película al mes o algo así, pues me gustan tanto que no me molesta verlas varias veces.

Cuando estrenó la nueva película era tanta mi eufória que no pude dormir, aunque valió la pena, pues con tantos ruidos fuertes se me fue el sueño de inmediato.

Ya he dado mi opinión sobre esa película muchas veces en Twitter y otros sitios, pero en resumen digo que Gareth Edwards hizo lo que le dió la gana y tuvo algunos tropiezos, pero eso no podrá quitar el que la película sea una especie de tributo no sólo al género Daikaiju, sino al género de suspenso de los años 80 en las películas americanas.

Yo tan sólo espero que el Big G no se sienta tan viejo, que sólo subió unos cuantos kilos y ya. Ojalá pueda llegar a ver a las próximas generaciones y sus reacciones a las películas, en especial a la primera.

Y que Godzilla siga dando ejemplo de lo destructiva que puede ser la humanidad cuando está llena de estúpidos con poder.




Y recuerda: We call him... Gojira.

Comentarios