April 16th

Las cosas no siempre pasan de acuerdo a lo que se piensa, y siempre hay algo que no termina de encajar al final, a veces las cosas no se pueden cambiar, sólo queda superarlo o vivir con ello. En mi caso es lo segundo.

Y si, fui feliz, tal vez fue durante un tiempo muy breve y al final me arrepiento de las consecuencias, pero aún asi me alegro que haya sucedido.

Si llegaste aquí por casualidad te preguntarás, ¿de qué estoy hablando?
Eso es irrelevante, no busco que te enteres de mi vida privada, sólo que te identifiques con algunas de las palabras que escribo ahora.

¿Nunca te ha pasado que haces una promesa que al final no pudiste cumplir?

Ya ha pasado mucho tiempo de eso y aún no hay día que piense en ello, en como serían las cosas si no hubiese hecho lo que hice, pero sé que es inútil pensarlo, aunque eso no me ayuda a dejar de pensar. Pero creo que ya fue suficiente.

Suficiente de arrepentirme cada día, suficiente de hacer todas mis desiciones con miedo, siempre mirando atrás... ya debo dejarlo ir.

Sé que nunca volveré a ser igual que antes, y que para mi desde ese momento el tiempo se detuvo, pero creo que aún puedo hacer algo.

Aquí está todo eso, contenido por tanto tiempo, en forma de música. Este es el último adiós a ese pasado, al que de ahora en adelante miraré con lágrimas en los ojos, pero también con alegría, pues tuvo un propósito.

Ya sé que tengo que hacer de ahora en adelante.

Comentarios